Un caso OVNi en Sierra de la Ventana

A la vuelta de su viaje a Sierra de la Ventana, los jóvenes se pusieron en contacto con nuestro equipo via mail y nos relataban esto:

18/04/07: Hola a quien corresponda de Vision Ovni. Quería contarles los que me sucedio a mi y a mi amigo Ariel el finde largo de semana santa en Villa Ventana, partido de Tornquist.

En Semana Santa del 2007(5 al 9/04), tuvimos la idea de ir con mi mujer y la familia de mi amigo Ariel a pasar
unos dias a Villa Ventana, distante unos 580 km de Capital Federal. Alquilando una cabaña en el extremo oeste de la misma. Nuestra idea, como aficionados y amantes de la Astronomia, era la de llevar a cabo una observacion de campo, que nos permitiera observar objetos Messier de magnitud >=6, ya que ese es aprox. el limite observable en una ciudad, debido a las luces que distorsionan y que hacen imposible la misma en ella.

Dicha observacíon se dividió en tres dias(la noche del jueves, del viernes y del sabado):
En la segunda noche, despues de observar estrellas y galaxias con nuestro telescopio y prometiendo ser una noche de puro aprendizaje astronomico, ocurrieron dos incidentes que paso a relatar y que por este motivo Ariel y yo decidimos suspender la misma para la noche siguiente. Podria decirse por temor o desconocimiento de los sucesos. Y mas que nada por nuestra seguridad:

1er Incidente
“Aprox. 1:30hs del sabado 7/04, despues de observar y fotografiar los objetos atronomicos,
oimos que nos ladraba un perro como a unos 100 mts. No lo vimos aparecer, simplemente nos empezó a
ladrar. Sin darle importancia hasta ese momento, ya que el perro jamas se nos acercó, nos sentamos con Ariel
en la mesa de campaña para consultar en la notebook, el Skychart y de esta manera seguir planificando la
observacion, que hasta ese momento era excelente. 5 minutos despues, el perro se fué y no hubo mas ladridos,
cuando aprox a las 1:40hs, a unos 9km de distancia hacia el sur dos esferas ovaladas(una atras de la otra) de
color blanco intenso(con la intensidad del brillo de Venus o Jupiter), atravesaban el cielo en direccion este y luego
con un giro instantaneo de 100 grados se perdió en el horizonte, hacia el mar, acelerando su velocidad, de modo
que todo el fenomeno ocurrió en no mas de 7 segundos…”

La verdad, no podiamos creer la experiencia que habiamos tenido. Tratando en todo momento de buscar una explicacion logica

de objetos conocidos(conocemos por reiteradas observaciones todo tipo de fenomenos astronomicos como meteoros, cometas,
satelites, aviones, globos meteorologicos, etc). No pudimos encontrarla, por lo cual asumimos en silencio la verdad que se nos habia revelado, fuimos tratando de calmarnos tomando aire y respirando profundo.

Habiamos sido testigos presenciales de una flotilla OVNI.La diferencia es que nosotros teniamos la cabeza puesta en la observacion astronomica, y por esta causa, no pudimos volver a concentrarnos en ella.

Haciendo un esfuerzo mental para apartar los miedos y la experiencia vivida, Ariel comenzó a buscar en la constelación de Carina, el Cumulo de Eta Carinae(uno de los objetos mas hermosos vistos con telescopio de aficionado). Al contemplarlo con el instrumento, nos volvió cierta calma.

Cuando ya todo parecia indicar que habia sido un hecho aislado, y podriamos continuar con nuestro plan, apareció el segundo incidente, más directo y determinante para nuestro plan de observación, que paso a relatar:

2do Indicente:
“…Aprox. 1:50hs, al terminar de contemplar Eta Carinae, y mientras Ariel barria el Centauro, me pareció raro
ver aparecer de un instante al otro, lo que yo suponia hasta ese momento era una estrella al ras del horizonte,
exactamente por el sur. La misma aparecia entre el Co. Tres Picos y el Co. La Carpa, en el valle de union entre
las dos Montañas. Me parecia extraño su color, era mas brillante que otras estrellas. Me pareció muy curioso esto,
y por este motivo continué mirandola fija, cuando no podia creer lo que empezaba a ocurrir. La supuesta estrella
se empezó a balancear de izquierda a derecha, en movimientos poco violentos y muy cortos. Creo que entré en panico.
Al decirle a Ariel para que mire, este la miró y trató de buscarle la razón logica. Me comentó que podria ser por un
efecto de la luz, que al estar tan bajo el objeto, tendría que atravesar una gruesa capa de atmosfera su imagen para
poder ser visible, y por este motivo distorsionaba, pareciendo balancearse. Este argumento me convenció en un principio, mientras la supuesta estrella se seguía balanceando(la refraccion de la luz al atravesar la gruesa capa de la atmosfera, produce aberraciones en la vision, ocasionando un titilar mas pronunciado que lo normal. Lo cual parecia, a primera
impresion un movimiento). Hasta que Ariel tuvo la idea de observarla con el telescopio. Cuando este está a punto
de poner el ojo en el ocular y ante mi atenta vigilancia, dejó de moverse. Al segundo, Ariel me dice: “…no se mueve pablito…”, no se movia porque habia dejado de moverse justo en ese momento!!. Miré yo tambien por el ocular y noté varias cosas muy raras: El objeto era redondo, no brillaba como estrella, en la parte superior tenia un haz de luz verde y en la inferior otro de color rojo. Y lo mas raro de todo, no podiamos hacer foco con el telescopio. Era muy borroso en el ocular. Esto quizas podria significar que el objeto observable en cuestion se encontraba a una cierta distancia no muy lejana del punto de observacion, es decir, donde nos encontrabamos nosotros.
Todo trascurria como en una camara lenta. Cuando tuve un segundo de lucidez ante tantas señales, comencé a filmarlo como pude sin siquiera pensar que al ser un objeto pequeño, necesitaba mas entrada de luz para que salga filmado. Cuando
dejé de filmar, le comento a Ariel de no prender ninguna linterna, ni mucho menos hacerle señales luminosas al objeto sin identificar, para que no se mal interprete como señales amistosas(he leido que muchos casos de abduccion comenzaron así).

Y justo cuando estamos hablando de esto entre nosotros, decido mirar otra vez hacia el lugar donde se encontraba el objeto, con la sorpresa de que este no estaba más, habia desaparecido. Al mirar Ariel, este ahora se convenció al igual que yo, de que habiamos tenido un segundo incidente, y en la misma noche. Tras deliberar unos pocos segundos, sin saber como proceder, decidimos levantar el puesto de observación. El panico nos cercaba, y nos habia sacado
de contexto, ya no nos acordabamos de la formidable observacion de objetos astronomicos contemplados esa
noche..”.

Estos dos hechos habian superado todas nuestras espectativas, y es por eso que a las 2:00hs. terminamos de cargar
todo en el auto, y nos fuimos… con la luces del coche apagadas. La noche se habia opacado, la luna ya no brillaba y se habia levantado viento. Y aunque esto pareciera poco, los Teros chillaban.
Al llegar a la cabaña, Ariel me hace una revelacíon que solo hace confirmar aun más lo observado: “..Pablito,
acabo de darme cuenta que las estrellas no salen por el sur. Todas salen por el este y se ponen por el oeste…”

Crease o no, esto es lo que nos pasó. No tengo otra prueba que mi palabra. En la filmacion que hice, se ve todo muy oscuro. No se logra distinguir el fenomeno. Pero les adjunto un mapa, en donde están señalados los dos sucesos.
No tengo dudas de lo que hemos visto. Soy aparte de aficionado a la astronomia, Andinista y tengo muchisimas noches en la montaña como para saber que lo vivido en Villa Ventana(a 17km de Sierra de la Ventana) nunca me habia pasado y que no era un fenomeno natural.
Por todo esto, deseo decirles que estan pasando cosas extrañas en Sierra de la Ventana, mas precisamente entre Villa Ventana y el Co Tres Picos. Ya he leido y escuchado de pobladores de la zona, muchos casos de luces extrañas en la montaña y de persecusiones nocturnas sobre la ruta 76.

Por si me quieren contactar, mi mail es *******

Luego de recibir el mail de Pablo y Ariel, nos pusimos en contacto telefonico para concertar una entrevista en forma personal. Asi el sabado cinco de mayo 2007 nos encontramos y pudimos conversar sobre lo acontecido.

En primer lugar, coincidimos con Jorge Marron que tanto Pablo como Ariel estaban muy exaltados con la experiencia vivida. Cuando comenzamos la charla, nos cuentan que ellos hace ya varios años que estudian astronomia, por lo cual son conocedores de casi todo lo que se ve habitualmente en la boveda celeste, y la sorpresa, (casualidad?) fue que Ariel es amigo de Fernando Lisardo, astronomo amigo de Jorge Marron a quien consultamos asiduamente. Asi las cosas, y entrando en confianza con los testigos, nos relatan los acontecimientos de la noche del 7 de abril en Sierra de la Ventana, en ocasión de efectuar una noche de observación astronomica, practica habitual de Pablo y Ariel. Los dichos no hicieron mas que ratificar lo relatado en el mail del principio, ahondando en detalles como el clima frio y lo despejado del cielo esa noche, la posibilidad desde el lugar en que se hallaban de ver a 360 grados a la redonda sin obstáculos ni contaminación luminica, etc.
Lo interesante fue cuando nos muestran el video que grabaron dos dias después del avistamiento. En el mismo lugar de los hechos, filman de dia haciendo un relato de lo acontecido “como para tener para la posteridad claramente lo ocurrido”, y es alli donde en un documento de unos ocho minutos se pueden observar varios objetos “fortuitos” en escena.

Es sorprendente la velocidad en la que se movilizan estos objetos, en algunos casos se pueden observar en solo dos fotogramas, lo que indica claramente que seria imposible observar a simple vista, y al observar la filmacion se ve “algo” que al detener el cuadro puede observarse claramente.

LAS CAPTURAS EN ESTA GALERÍA:

[envira-gallery id=”355″]

Estos fotogramas obtenidos de la filmacion original, son de menor calidad que lo que se puede observar en la filmacion misma, pero sirven para documentar de lo que estamos hablando. Ellos continuaran observando el cielo en sus practicas habituales, pero sabiendo que tambien en el mismo cielo hay otras cosas para observar y estudiar.

Daniel Valverdi / Jorge Marron. Mayo2007

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *